La libélula del Kan-no-mado

1. En 1922, el antropólogo Frederick Starr publicó en la revista Japan Travel Overseas un artículo sobre el plegado del papel. Incluyó una parte de los diagramas para hacer la libélula. 
Gershon Legman leyó ese artículo en 1951 y al año siguiente le envió a Ligia Montoya ese diagrama (ver ampliación en la imagen inferior), con el desafío de que encontrase la forma de resolver los pasos que faltaban. 

2. Hoja con la serie incompleta de diagramas que Gershon Legman le envió a Ligia Montoya en 1952. Si comparamos con la serie original (ver abajo), se observa que faltan las tres primeras páginas. 

3. Carta de Ligia Montoya respondiendo al desafío que le enviara Gershon Legman en 1952 y diagrama donde se observa la agudeza de su deducción. Como dice su carta: "Acerca de la solución al problema que representa la libélula, diré que no creo que sea exactamente lo que buscamos, pero como dicen los italianos: "si no è vero, è ben trovato".
Para saber más sobre la vida de Ligia Montoya, puedes leer el libro "El Ángel del Origami" (o su versión en inglés "Paper Life".

4. En 1960, Julia Brossman redescubrió los dibujos que había hecho el antropólogo Frederick Starr en base a la enciclopedia Kan-no-mado que seguía perdido (los dibujos se encontraron en la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y más tarde fue encontrado un ejemplar completo en Japón). Con ese material, ella y su esposo Martin Brossman publicaron el libro "A Japanese Paper-folding Classic". Aquí se reproduce el diagrama completo de la libélula. Como puede observarse, Legman sólo poseía la última página. La única persona que había sido capaz de deducir los pasos previos diez años antes del redescubrimiento de la enciclopedia fue la argentina Ligia Montoya.

© 2020 Museo del Origami en Colonia.